Mis amigos de cuatro patas

PERRA QUE PERDIÓ SUS PATAS CORRE AL ENCUENTRO DE SU NUEVA FAMILIA

Chi chi es una perra que perdió sus patas y ahora tiene otra oportunidad en la vida. Chi Chi de apenas dos años de edad fue rescatada de un cubo de basura fuera de una granja de carne de perro en Corea del Sur, donde fue colgada de sus patas cabeza abajo y la alimentaban para hacerla subir de peso rápidamente.

“Los productores de carne de perro hacen que los perros tengan miedo antes de que mueran, porque piensan que hace que el sabor de la carne sea mejor”, dijo Shannon Keith, presidente de Animal Rescue, Media & Education (ARME). “Cuanto más es la tortura más tierna la carne”.

“La gente está muy sorprendida de que la carne de perro todavía se coma en muchas partes del mundo, incluso en los Estados Unidos”, dijo Shannon, que está trabajando con los legisladores para crear una ley para prohibir las granjas de carne de perro en los Estados Unidos. Si tiene éxito, se evitará que más perros reciban el mismo trato cruel como el que recibió Chi Chi.

“Nosotros aún no estábamos seguros que iba a vivir”, dijo Shannon. “La infección en las patas era tan horrible que había comido sus patas y se había extendido a lo largo de todo su cuerpo”. El primer obstáculo para Chi Chi estaba simplemente en mantenerse con vida después de su amputación cuádruple.

“Ella sobrevivió y el día después de la cirugía, estaba tratando de caminar. Estaba sonriendo y moviendo la cola”, continuó Shannon. “Entonces un par de días más tarde, ella incluso comenzó a caminar sobre sus pequeños tocones”.

Todo su trabajo duro valió la pena, porque la semana pasada Chi Chi ya estaba lista para llegar a su nuevo hogar en los Estados Unidos. Shannon recibió a Chi Chi en el aeropuerto internacional de Los Ángeles en California.

A partir de ahí, Shannon condujo a Chi Chi a su nuevo hogar en Arizona. Al salir del auto Chi Chi sintió y olió la hierba por primera vez en su vida. También tenía otro primer gran momento: conocer a su nueva familia, Richard, Elizabeth y Megan Howell.

Los Howells tienen otros dos perros que estaban dispuestos a conocer a Chi Chi, Kipper y Harry, que fueron rescatados de las instalaciones de investigación de un laboratorio.

ARME estableció una lista de deseos en Amazon para Chi Chi para ayudarla a instalarse en su nuevo hogar, y personas que escucharon su historia han estado ansiosos por mostrar su apoyo. “Una de las grandes cosas que alguien ya ha conseguido para nosotros fue un cochecito de perro”, dijo Shannon. “Ella está en el paraíso. Ella lo ama”.

Aunque Chi Chi perdió sus patas, esto no le impide moverse. “Ella puede caminar. Ella puede correr”, dijo Megan Howell. Ella puede hacer cualquier cosa que un perro con cuatro patas puede hacer a “excepción de subir las escaleras”.

La perra tiene una energía que sorprende a todos. “Ayer por la mañana estábamos sentados en el patio trasero de la casa de los Howell”, recordó Shannon. “Estábamos sentados en una repisa y ella se subió a ella”, dijo Shannon. “Yo estaba como, ‘¿Qué? ¡Este perro es increíble!’”.

Afortunadamente para Chi Chi, un veterinario que se especializa en prótesis la va a visitar. Puede tomar un tiempo para acostumbrarse a su nuevo calzado, pero seguramente Chi Chi se enfrentará a este nuevo capítulo en su vida con la misma energía y emoción que ha demostrado a lo largo de los últimos dos meses.

Gracias a ARME, Chi Chi ha podido conocer el amor y el lado bueno de los humanos. Además ahora es feliz y ha podido descubrir qué se siente al ser parte de una familia que la ama tanto como ella los ama.

Fuente : The Dodo

 

loading...

View all contributions by

img
img
{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: